Mi héroe

Frank West es el amo.

No es más que un fotografo freelance, nada que ver con con un S.W.A.T., un policía o un miembro de S.T.A.R.S. .
Él tan solo pretendía conseguir alguna exclusiva  en un pueblucho de 53.594 habitantes, cuyo mayor atractivo reside en el gran centro comercial, Willamette ( Colorado ) .

Iba hacia la ciudad en helicóptero, con el piloto Ed DeLuca, y de camino veía cosas raras, gente moribunda, yonkis, alguna explosión e incluso algún caníbal. Aterrizó en el helipuerto del Corte Inglés centro comercial y se dispuso a saber que ocurría.

Vaya notición iba a publicar.

Bueno, tal vez si pongo el pie aquí… Er, no…

El tío no tenía ni idea que se convertiría en un maldito héroe, y seguramente ya, en un icono del mundo zombie.

Malditos zombies… Miles de ellos.
Encima entraron en el centro comercial por la estúpida abuela con su estúpido perro, Madonna. Ya se nota que no es normal, poniendo esos nombres a los perros…

Iba haciendo fotos a todo lo que veía. Además de las fotos bizarras, también fotografiaba unas pequeñas pegatinas que veía por todos lados y que parecían no servirle de nada, pero bueno, igualmente las hacía.

Aparte de los zombies y los supervivientes, también había otras personas, que se habían vuelto completamente locas, unos psicópatas armados muy peligrosos que al final se tuvo que cargar ( y mientras lo hacía, Frank parecía uno más de ellos ).
Por lo menos le dejaban regalitos después de muertos. Adam, el payaso, le dejaba mini-motosierras, motivo más que suficiente para el acojone de los no-muertos .

La cosecha ya está a punto para ser recogida.

Pero al final se acostumbró. Pasó tanto tiempo al lado de zombies, que paseaba entre ellos sin ningún miedo, e incluso los podía imitar y pasar desapercibido. Aprendió artes marciales, a destripar, hacer chilenas directas a la cabeza o arrancarlas desde el suelo , lucha libre, patadas desde la pared, rodillazos y el aplasta-caras, uno de sus favoritos.

Podía llevar cantidad de objetos a la vez, se fatigaba poco, dominaba todas las “armas” que pillaba ( os he dicho que sus preferidas son las motosierras y las almádenas ? ) y hacía falta algo más que unos mordiscos y unas balas para abatirle.

El tiempo pasaba a medida que hacía las tareas que se le asignaban, y finalmente destapó toda la conspiración detrás del embrollo, después de ayudar a escapar a los supervivientes, cargarse  a los psicópatas y masacrar miles de zombies.
Había conseguido sobrevivir 3 días.

Y por eso, Frank West, eres mi héroe.

Anuncios

3 comentarios to “Mi héroe”

  1. disculpa que lo moleste pero como se llama el juego?

  2. Grande Frank West…

    @Matias: El videojuego es Dead Rising.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: